CRÉDITO REAL

Cómo entender los instrumentos de deuda

by Crédito Real

}

Sep 17, 2021

¿Sabías que las inversiones no son únicamente la compra de activos? Existen los instrumentos de deuda y si estás buscando mecanismos dónde diversificar tu dinero, serán de tus mejores aliados.

Los instrumentos de deuda, son de los métodos más comunes y garantizados que podemos utilizar como una forma de diversificación para que nuestro dinero no pierda valor frente al efecto inflación.

Pero, ¿cómo funcionan dichos instrumentos? Los instrumentos de deuda son una herramienta de financiación donde la empresa que los emite, busca fondear y quien los compra, busca recuperar su dinero más un interés ganado. En pocas palabras, son títulos que amparan un crédito donde los inversionistas buscan aumentar su dinero.

Los instrumentos de deuda pueden ser de corto y largo plazo:
– Los de corto plazo se emiten con un vencimiento menor a 12 meses y
– Los de largo plazo con un vencimiento mayor a 12 meses,
otorgando un derecho de reembolso del importe invertido y de los eventuales pagos de intereses, así como el reembolso de éstos efectuándose al término del plazo de la vigencia.

Los instrumentos de deuda pueden ser emitidos por el Gobierno como los Cetes, Bondes, Bono IPAB, Udibonos, instituciones Bancarias como los BPAs (Bonos de Protección al Ahorro), BREMS (Bonos de Regulación monetaria) y ABs (Aceptaciones Bancarias) o empresas como papel comercial entre otras, aunque la mayoría de éstas no cuentan con una garantía que las respalde como valores garantizados, por lo cual sugerimos invertir en las más seguras y en un plazo más largo.

Como toda inversión, los instrumentos de deuda también tienen ciertos riesgos, como el riesgo de mercado que genera una variación en las tasas de interés el cual puede influir alterando el valor del instrumento.

Otro riesgo es el riesgo de crédito, donde puede existir una incapacidad de pago por parte del emisor, aunque la participación de un garante (respaldo), reduce el riesgo de impago ya que en caso de insolvencia del emisor, el garante pagará la deuda y por último el riesgo de liquidez que afecta directamente la negociación del instrumento en el mercado, ya que en un mercado ilíquido el inversionista tendría que esperar a terminar la vigencia del instrumento de deuda.

En resumen, diversificar tu dinero a través de instrumentos de deudas, se vuelve mucho más seguro ya que éstos consideran un capital garantizado y la probabilidad de que éstos no sean pagados es muy baja, por lo cual, como inversionista, te sugerimos revisar la medición de calificación crediticia que otorgan las instituciones calificadoras de valores para verificar el grado de confiabilidad y calidad del título.

Más de nuestro Blog

Todas las categorías

Suscríbete a nuestro Newsletter